roller coaster

-Vanesa Contreras Capó

Siempre me ha llamado la atención la traducción al español de Roller Coaster, montaña rusa, nombre que más que a un Roller Coaster me recuerda a la ruleta rusa, el “juego” en donde las personas se apuntan con una pistola, que solo tiene una bala, y aprietan el gatillo hasta que una recibe el tiro. Aunque esta imagen me resulta una maravillosa metáfora para resumir el trabajo del gobierno de Puerto Rico durante esta última semana, quiero regresar a la montaña rusa para describir cómo se vivió la semana del 16 al 22 de enero de 2017 en muchos hogares de Puerto Rico. No solamente por la intensidad y la velocidad con la que sucedieron las cosas, sino por las subidas y bajadas que nos dejaron sin aliento a la mayoría; y es que al parecer este año va a ser como un inmenso, e intenso, Six Flags y no todo el mundo tiene un cinturón lo suficientemente seguro como para soportarlo.

Comenzamos la semana con una subida lenta y agónica con la noticia de la reforma laboral que promete dejar fuera del vagón a la mayoría de los jóvenes de nuestro país. Tener 19 años en tiempos de la Junta es un ride que todavía no conocemos. En seguida, logramos un minuto de descanso y regocijo para celebrar la excarcelación de Oscar López Rivera, uno de los mejores momentos de esta “atracción” que nos permitió dejar de lado, por un corto tiempo, lo próximo que nos deparaba el viaje. Pero, la felicidad del excarcelamiento nos duró desafortunadamente muy poco porque el 20 de enero sentimos la caída en picada que nos quitó la respiración cuando supimos que el Senado del país decidió discutir y aprobar la reforma laboral esa misma noche. Afortunadamente, terminamos la semana con la espiral de mujeres protestando en contra de las políticas conservadoras del nuevo presidente de EE.UU y en Puerto Rico con un fogueo que nos ayudó a calentar los motores para la lucha, porque este viaje solo acaba de empezar.

El trayecto que se nos avecina promete ser como el de esta pasada semana, subidas angustiosas y bajadas espeluznantes. Nos han montado en una trillita infernal cuyo recorrido es cíclico y sin parada, a menos que decidamos volar al Norte, y para colmo somos el vivo ejemplo de la “Doctrina del Shock”. Sin embargo, llevamos varios años preparándonos para esta embestida, desde el informe Krueguer sabíamos que la política de la precariedad iba ser el rumbo a seguir de cualquier gobierno, por eso, lo que nos debe preocupar ahora es cómo salimos de este estado, cómo nos organizamos para resistir este ataque a la vida digna y lo más importante, ¿cómo vamos a descarrilar este vagón?

roller-coaster
foto por Shariana Ferrer 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s